El Junco es un pueblo en medio del camino que lleva desde Liborina hasta Sabanalarga en Antioquia, en medio de las montañas que bordean el cañon del río Cauca, en medio de un mapa sin puntos fijos.

Ganador del concurso Antioquia para verte mejor del año 2009 en la categoría Documental Aficionado.

martes, 6 de mayo de 2008

Qué es el Junco

Pues el Junco podría ser muchas cosas. El nuestro es un pueblo en medio de las montañas antioqueñas. Es un pueblo de tres calles, 500 habitantes según los cálculos, y mas o menos 150 o 200 años de historia.



Para ver este video en alta calidad haga click aquí

Cuando uno llega al Junco, uno se pregunta porque existen pueblos como este tan alejado (y supone que siempre, siempre, hay mas alejados que este). Uno ve esas montañas llenas de años, como si la tierra se hubiera roto y de ahí hubieran salido ellas. Uno ve los campesinos. Habla con ellos. Mira los niños. Te quedas tres días… cuatro. Puedes ir a muchas partes.

El Junco es tan pequeño que lo recorres en un día… entero. Pero su gente hace que ese recorrido sea un poco más largo, con un cafecito, un platanito, una agüita de panela. O simplemente una conversación… larga, o de tres palabras, de las que resultan siempre muchas sonrisas.


El Junco, es uno de esos lugares que todavía existen y uno se pregunta el porque…el río les trae las cosas del mundo y las montañas les permite protegerse… conservarse…



Al Junco la luz llego en los 80´s. Siempre hubo EDATEL… pero ahora los campesinos tienen celulares, casi todos, ya se levantan con ellos pero todavía recogen los huevos de las gallinas en las mañanas.

En el Junco solo se coge en la radio, o Caracol, o la Emisora de Sabanalarga. En el Junco hay parabólica, y la gente baja a Medellín a comprar DVDs, para regresarse al otro día. Pero la verdad, es que no necesitan mucho.

Los hombres trabajan la tierra. Por estas tierras se ha cultivado café desde hace muchos años… y todavía. Uno creería que es con el Café con lo que viven. Esperan la cosecha, recogen la platica, pagan deudas, y el resto del año viven a crédito esperando de nuevo la cosecha.

En el Junco, se fabrica en los establecimientos su propia panela, cultivan su propio maíz, y su propio fríjol. En el Junco no necesitas comprar revuelto. El vecino te comparte, si te hace falta algo.




Las mujeres recogen la leña, cuidan los marranos, a veces suben a las fincas y trabajan como hombres. Ahora algunas estudian y se preparan en programas educativos ya sea para terminar el bachillerato o para aprender a trabajar la tierra.

Los que están en el Junco, están porque la vida es así, y salir de allá se puede, pero llegar a Medellín es muy duro. Pero están también porque allá las cosas al final son más fáciles, mas tranquilas. Allá se necesita dinero para pocas cosas, casi siempre hay algo que hacer, ya sea darle la aguamasa a unos marranos, llevar un revuelto a una tía o pintar la estatua de la virgen. En el Junco siempre hay que hacer.



Ir al Junco es la oportunidad de llegar a un lugar donde hay silencio, un silencio lleno de murmullos bonitos, como si la vida le hablara a uno. Es la oportunidad de volver a ser montuno. De pasar unos días tranquilos, llena de calidez entre la gente.



2 comentarios:

Alejandra Arboleda Tilano dijo...

Este junco es como el junco que siempre quisimos imaginar, como el lugar que siempre queremos contar aún sabiendo que existen muchos como él, es como la palabra viva de la emoción de un viaje y de un lugar que no terminan, y mucho mejor si es en nuestra tierrita, por que nos da mas calidez.... me encanta y nadie como anita para que me lo cuente o lo imagine.... jejeje

alejalamona

Nelly O dijo...

Hombe, si yo estoy de acuerdo con la mona, gracias por la historia.

Nelly Oliva

JUNCO 1.

(Del lat. iuncus).

1. m. Planta de la familia de las Juncáceas, con tallos de seis a ocho decímetros de largo, lisos, cilíndricos, flexibles, puntiagudos, duros, y de color verde oscuro por fuera y esponjosos y blancos en el interior; hojas radicales reducidas a una vainilla delgada, flores en cabezuelas verdosas cerca de la extremidad de los tallos, y fruto capsular con tres ventallas y muchas semillas en cada una de ellas. Se cría en parajes húmedos.

2. m. Cada uno de los tallos de esta planta.

3. m. Bastón para apoyarse al andar.

4. m. Planta de la familia de las Ciperáceas, abundante en toda España, con rizoma rastrero, tallos cilíndricos finamente estriados e inflorescencia formada por varias cabezuelas globosas, de flores muy pequeñas y situada cerca del ápice del tallo.

JUNCO 2.

El Junco es un corregimiento del Municipio de Sabanalarga, Antioquia. Un pueblo de Colombia.
Ubicado a 125 Kms de la ciudad de Medellin.

El Junco, está adentro, entre las montañas de la cordillera central de Los Andes. Cerca al Rio Cauca.

Sus actividades económicas están basadas en la agricultura y la ganadería. Principalmente el café.

Su nombre proviene de Pedro Junco, un indígena que habitó estas montañas, pero también de unas ramas que crecen en los lugares húmedos cercanos al pueblo. Por que según dicen, en el Junco hace muchos años antes había muchas lagunas.